SU ORIGEN Y RECETAS DONDE UTILIZARLAS

jueves, 10 de diciembre de 2009

SALSAS


La hierbas y las especias, empleadas solas o asociadas son indispensables en la preparación de una buena salsa. Sin embargo, deben de utilizarse con precaución, principalmente, si no son familiares. Empleadas en en cantidad pueden enmascarar los aromas, lo que es difícil de solucionar.
Es preferible habituarse a los sabores desconocidos utilizándolas en pequeñas cantidades y aumentar las dosis al gusto.
Es difícil de aconsejar cuales son las mejores hierbas y especias, empleadas sabiamente, cada una de ellas es perfecta.
Una salsa puede realzar una comida o por lo contrario estropearla, por lo que debe probarse en los diferentes estadios de su preparación, pero especialmente antes y durante la adición de condimentos y aromatizantes diversos
Una buena salsa casera es mil veces superior a las presentaciones comerciales y no se debe de tener miedo a equivocarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada