SU ORIGEN Y RECETAS DONDE UTILIZARLAS

miércoles, 9 de diciembre de 2009

AJOS


AJO.- Es una planta bulbosa de hojas planas originaria de Asia Central, crece en los países cálidos. El bulbo, cuando está maduro se cuartea en gajos llamados dientes que están cubiertos de hojas delgadas de color amarillento. Los dientes se usan tanto para dar sabor como para la propagación de la planta, su cultivo es muy sencillo y necesita cuidados mínimos.
Se utiliza fresco, seco o en polvo. Su sabor se dispersa a alta temperatura, así que hay que tener cuidado al rehogarlo para que no se queme. Su uso es variadísimo, en sopas, salsas, carnes y pescados, ensaladas y todo tipo de platos exóticos. También lo podemos usar para frotar el interior de tarteras y ensaladeras. El aceite y la mantequilla de ajo son exquisitos.
Contiene vitaminas A, B y C y es un antibiótico natural. Se usa en pequeñas cantidades para realzar el sabor de las comidas, si se come en grandes cantidades hay que tener cuidado con el aliento, ya sabéis que en la edad media se usaba para tener alejados a los vampiros.
Si se va a usar crudo es mejor quitarles la parte central que es la más fuerte y la que más repite. Otro truco para que no se quede el olor en las manos cuando lo manipulamos es darte la primera agua sin frotar y luego ya os laváis normalmente, si frotáis el olor penetrará en la piel y no podréis quitarlo.
Reduce el nivel de colesterol en la sangre, es una protección contra las enfermedades infecciosas, se puede usar en caso de infecciones en el sistema digestivo y respiratorio y activa la circulación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada